El pueblo palestino, abandonado una vez más por la comunidad internacional.

Tras el atentado acontecido en la ciudad de Eilat, en el sur de Israel, donde se iba a celebrar una inesperada cumbre bilateral Israel-Hamas para evitar el colapso de la Autoridad Nacional Palestina en la franja de Gaza, los palestinos se encuentran de nuevo amenazados y corren el riesgo de perder todo avance conseguido hacia la libertad y reconocimiento de este pueblo.

No son pocos los que han comenzado a criminalizar y culpabilizar a todo el conjunto de Palestina por el ataque terrorista. El caso comparable más reciente fue el del Reino Unido, donde la multiculturalidad es en teoría una realidad, cuando tras los atentados de Londres y Manchester se incrementaron las denuncias por agresiones motivadas por el racismo y la islamofobia de manera alarmante.

En una comparecencia conjunta, las delegaciones de Israel y Egipto ante el Consejo de Seguridad hablaron sobre la ruta a seguir por el convoy de las Naciones Unidas con destino a Gaza. El pueblo egipcio se ofreció a abrir el paso de Rafah; como era de esperar, sin embargo, el gobierno israelí se negó, sin posibilidad de negociación, a abrir el paso de Kerem Shalom a un cargamento de ayuda humanitaria.

Este periódico quiere expresar su orgullo ante la muestra de solidaridad del gobierno egipcio, demostrando una vez más que el Islam es hermandad y colaboración.

 

Mario Díaz-Caneja Fernández

Corresponsal de Al Ahram en Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

ç